¿Cómo puede el psicólogo ayudar al entrenador? Por Isaac Jover

Otra forma de ayudar al deportista a mejorar su rendimiento es través de la figura del entrenador:

El entrenador desempeña un papel fundamental que afecta al rendimiento y el bienestar de sus deportistas. Sus decisiones y acciones tienen una gran influencia sobre éstos. Del acierto o desacierto del entrenador, dependen en gran medida el éxito deportivo y la “satisfacción” de los que trabajan a su cargo.

En líneas generales, la “ayuda psicológica a los entrenadores deportivos”, puede agruparse en:

1º. Formación psicológica básica: que oriente al entrenador sobre las variables psicológicas que son relevantes en su trabajo y las directrices y estrategias que permiten controlar estas variables en la dirección apropiada.
Por ejemplo: Que conozca todas las variables psicológicas que afectan al rendimiento deportivo tanto de sus deportistas como de él mismo; saber como motivar ante la adversidad…

2º. Entrenamiento más específico y avanzado: dirigido a que los entrenadores dominen habilidades para influir favorablemente en el funcionamiento de los deportistas.
Por ejemplo: Que sepa como intervenir para que un deportista mejore su autoconfianza, solución de problemas…

3º. Asesoramiento que el entrenador puede recibir del psicólogo deportivo: de forma continuada o esporádica, con el fin de mejorar sus decisiones y con ello actúe de manera más eficaz y útil.
Por ejemplo: Que conozca cuál es el estilo que más le interesa (dependiendo de la situación) a la hora de tomar decisiones. (ser más o menos rígidos o flexibles). Manejo de grupo.

4º. Entrenamiento de habilidades para que el entrenador controle su propio funcionamiento psicológico: sus emociones, concentración, motivación… y así poder optimizar su rendimiento como entrenador.
Por ejemplo: En situaciones de dificultad sepa autocontrolarse para no transmitir más estrés a sus deportistas; saber evaluar su trabajo (¿qué hago bien?, ¿Qué puedo mejorar?).

Por tanto lo que pretende el Psicólogo del deporte en la relación con el entrenador es “facilitar su trabajo y dotarlo de estrategias que le ayuden a optimizar el rendimiento de sus deportistas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *