¿Hay que replantearse las pretemporadas?. Por Trifón Poch

Cada vez son más numerosos los motivos que hacen que haya más equipos que tardan muchas fechas en tener sus plantillas al completo una vez las pretemporadas ya están en marcha. En los últimos años, los compromisos internacionales de selecciones de cada verano han castigado en mayor manera a los equipos de Euroliga, que acumulan en sus plantillas a los mejores jugadores y no han podido disponer de ellos hasta pocos días antes del inicio de la ACB. Cada año este contratiempo está afectando a más equipos porque cada vez hay más países implicados en todo tipo de campeonatos, por que el número de jugadores comunitarios ha ido creciendo y sobre todo por la gran cantidad de americanos que han conseguido sorprendentes nacionalizaciones que les han llevado también a disputar los torneos de cada verano con sus nuevos países. Cada verano es más normal ver incluso a equipos que fichan jugadores sólo para poder disputar los partidos de preparación con una plantilla digna.
Otros factores han influido de manera especial esta temporada. Por un lado, el retraso a la hora de definir el nuevo marco de contratación, tras tener que retirar por imperativo legal el anterior concepto de los cupos de seleccionables, ha dejado a muchos clubes en standby durante un tiempo. Por otro, la propia situación de crisis económica ha ralentizado el ritmo del mercado obligando a algunos equipos a esperar para poder fichar, por falta de recursos o incluso por limitaciones marcadas por verse inmersos en una situación de concurso de acreedores. De hecho todavía hay algunos equipos a los que les falta hacer algún fichaje a poco más de una semana de la primera jornada.
Ante todo este panorama, lo habitual es que los equipos empiecen a entrenar alrededor de seis o siete semanas antes del inicio de competición. Me pregunto si vale realmente la pena estar entrenando todo ese tiempo con una parte muy reducida de lo que después va a ser realmente el equipo que dispute la Liga Endesa. Es realmente complicado avanzar en el trabajo de grupo. Si están todos desde el primer día se puede ir entrenando de manera progresiva sobre los conceptos de ataque y defensa que quieres utilizar. Pero en la situación que viven gran cantidad de equipos eso no es posible. Hay que esperar a veces a tener un número importante de jugadores para introducir según qué conceptos. En otros casos se tiene que repetir los mismos conceptos cada vez que se incorpora un jugador. Los estados de preparación física de cada uno son muy dispares. En definitiva, los partidos que sirven en realidad como partidos de pretemporada son los que se disputan en el primer mes de competición oficial. El único problema es que esos partidos sí son de verdad y pueden marcar de manera definitiva a algunos equipos en lo que va a ser su futuro en la Liga. Visto que debido a cómo están estructurados los calendarios de las diferentes competiciones los jugadores van a seguir llegando tarde, ¿no sería más práctico reducir el tiempo dedicado a la pretemporada y concentrarlo en menos semanas?

2 comentarios

  1. Álvaro dice:

    ¿Por qué no adelantamos las fechas de inicio del Eurobasket? Empieza tardísimo, el resto de torneo de formación son antes. ¿Por qué se juega tan tarde?

  2. admin dice:

    Es cierto que las fechas parecen puestas con no muy buena intención hacia las ligas nacionales y son la consecuencia del conflicto que se mantuvo con FIBA hace unos años. Los calendarios son uno de los problemas más importantes a resolver dentro del baloncesto europeo. La coordinación de calendarios entre ligas nacionales, ligas europeas y torneos internacionales facilitaria y mejoraría sin duda el trabajo de todos, pero parece que en lugar de dialogar para pactar soluciones que favorezcan el interés de todos, cada uno se dedica a defender su territorio en perjuicio de lo que debería preocuparnos a todos, el baloncesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *