Directo central. La serpiente y el sello

Imagino que los más jóvenes no habrán puesto un sello en su vida, porque tampoco habrán enviado ninguna carta, sólo comunicándose (o eso nos creemos) mirando a una pantalla. Pero esa ignorancia no quita para que, en la pista, aprendan a usar el cuerpo para «sellar» a un defensor.
Sellar es un buen recurso en directo central si la defensa del botador va por encima del bloqueador y persigue. Entonces el botador juega «serpiente», es decir, dibuja una «S» en su trayectoria, frena y aguanta con la espalda a su defensa.
Si además el pivot cae y también «sella» al suyo, solo falta poner una alfombra roja camino del aro para que el exterior consiga una finalización cercana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.