un minuto es una vida. Por Arturo Alvarez

El baloncesto es uno de los deportes más espectaculares que existen, no únicamente por las acciones que los jugadores pueden realizar, sino también por la posibilidad de victoria que los dos equipos en la cancha tienen hasta que suena la bocina final.

¿Tenemos lo entrenadores el control en la pista cuando los jugadores estan a mas 150 pulsaciones por minuto?; ¿suerte?, ¿talento individual?, estas son algunas de las preguntas que nos podemos hacer al ver en ocasiones situaciones como el partido final de la liga ACB 2004/05.

 

Con el marcador 69-61 y a menos de un minuto de juego del 5º partido de la final de liga, el TAU es vencido por 69-70 gracias a un triple magistral de Alberto Herreros a falta de 5 segundos para el final.

 

Tras esta increíble remontada, una serie de preguntas técnicas «voló» por todo el baloncesto español: ¿como es posible?, ¿decisiones erroneas?, ¿los jugadores, el entrenador?…., todo esto siempre sin dar mérito al equipo que logró cambiar el signo de una liga en tan solo un minuto….
Lo más sencillo es siempre evaluar lo mal que lo ha hecho el perdedor ya que gozaba de una situación de ventaja clara, pero ¿tiene algo de culpa el ganador?.
¿Demérito del perdedor o excelentes 50 segundos del ganador?, buena pregunta…..
Minuto de oro del Real Madrid.

Un comentario

  1. Nomedigasna dice:

    Tuvo que pasar, pero por Dios, con mucho mérito del Madrid que no se duda y una serie de errores increibles del Tau, yo no veo discusión, es totalmente entendible que los medios de comunicación y expertos se centraran en el perdedor porque en la cantidad de pifias se forjó la victoria del equipo de la capital. Cuando Rudy tira una piedra desde 9 metros presionado por Tunceri y otro jugador que no recuerdo la pasada temporada nadie analiza lo mal que lo hace la defensa sino el mérito del atacante (en este caso muchísima fortuna), para que luego diga Xavi Pascual que la suerte no existe en este deporte, sí claro… y Fran Vazquez aún esta por explotar…(risas)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *