messina y el efecto tomic. Por Borja Gonzalez

Publicamos esta interesante colaboración sobre la eliminatoria de Euroliga que están disputando Barcelona y Madrid. Borja Gonzalez nos da su punto de vista de entrenador, apoyado en datos estadísticos.

Los partidos de play off son otra cosa, el talento individual es clave, pero también lo es la defensa y el rebote. Messina lo tiene claro.
Desde el primer momento el entrenador madridista ha hablado del rebote como palanca clave sobre la que construir su juego frente al Barça. No ha hablado de frenar a Navarro, ni  a Ricky, ni siquiera de frenar el ritmo de juego del Barça. En realidad no lo ha hecho, el Barça juega en ACB 77 posesiones de media por partido, solo dos más que en este play off. El Madrid baja también muy poco de 79 a 75,5. Si el Barça anota 15 puntos menos de media que en la ACB no es por el ritmo. La defensa del Madrid  ha pasado de aceptable a notable, y el rebote esta controlado.
La  estructura de la defensa no ha cambiado mucho, sí lo ha hecho la del ataque. Ahí es donde entra Tomic. El croata le da al Madrid presencia en la zona rival. Recibe, juega 1 contra 1 y genera desde el poste bajo. Es capaz de pasar y de anotar por encima de Vazquez y Ndong (digo que es capaz, no que lo vaya a hacer siempre), ya sea de espaldas o culminando los doblajes de sus compañeros. Y eso es mucho aire para el  Madrid, cuyos jugadores muchas veces eludían pisar la zona ante los intimidadores azulgranas. El Madrid ha tirado 46 tiros de dos por partido en este play off,  10 por encima de su media, y 12 más que en la final de Copa en Bilbao.
Con esta posibilidad el juego es más equilibrado, se pierden menos balones (4 menos de media que en la ACB) y entonces el Barça corre menos, pero nada de frenar el ritmo como propuesta de juego, más bien una consecuencia de ese equilibrio ofensivo. Messina lo sabe, la defensa era buena, faltaba rebote y presencia en la zona, lo primero se consigue con el esfuerzo colectivo, lo segundo se lo está dando Tomic.
Veremos qué propone Pascual y sobre todo, cómo se reivindica Navarro, que aparecerá. Las cosas sencillas son las más efectivas y a veces las más difíciles de ver, Messina tiene talento, mucho, y en lugar de tener “un ataque” de entrenador, en forma de una defensa nueva o una trampa al rival, ha sabido leer las derrotas anteriores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *