«pray for us». Por Martí Artigas

Me suena un aviso en el ordenador. Alguien me ha escrito algo en el Messenger. Es Rob (Robert Conley). «Hi Hood (mi nick)». El exGirona es uno de los máximos anotadores de la liga de Israel (cuarto con 17.7 puntos), pero su equipo es el peor de la competicion (van últimos con un balance de 1-5). «How r u doing?», le pregunto. «Pray for us man. I am in the locker room of Maccabi’s gym. We play in 1 hour», me responde. Bufff. Me comenta que rece por ellos, está en el vestuario del pabellon del Maccabi y en 1 hora se enfrentan uno de los mejores equipos de Europa. Le doy ánimos. Me voy a montar uno de los dos armarios que compré anteayer en Ikea, sudo la gota gorda, me ducho y vuelvo a mi ordenador para seguir la jornada virtual, en hebreo, del Maccabi Tel Aviv – Maccabi Rishon Le Zion. No me entero mucho después de comprobar que el griego es mas fácil, pero los números sí son los mismos. El partido acaba con un rotundo 114-75 con recital de la tripleta formada por Omri Casspi (22 puntos con 10/11 de 2), Lior Eliyahu (21 con 9/12 de 2) y Yaniv Green (19 con 8/10 de 2). Robert acaba como el mejor de los visitantes con 22 i 8 rebotes. Cómo afronta mentalmente un jugador éste tipo de situaciones, formando parte de un colista y visitando un bloque poderoso como el de Pini Gershon? Con poca presion y consciente de recibir una paliza? Nervioso y con esperanzas de victoria? «Cagado»? «Pray for us».

Olvido la liga hebrea rápido y me centro en un equipo de la LEB Bronze (nuestra liga): el Promobys Valle del Almanzora de Tijola (Almeria). El equipo entrenado por Antonio Herrera (exForum), que ganó los primeros siete partidos de liga, tiene un sólido bloque donde destacan Jermaine Turner, Patrick Hilliman o el exBreogan Desean Hadley. Llegaron a Girona en la cuarta jornada con un 3-0 de balance y se enfrentaban a un equipo que venia de perder de 30 en Alcázar de San Juan (Ciudad Real) con Monclova y F.J. en plan estelar. Como empezaron los jugadores de Herrera el partido en Fontajau? Conscientes de su superioridad ante los de Comenge? Nerviosos por el entorno exACB? Nosotros empezamos 17-0, pero acabamos perdiendo. Fue necesario que Turner y Cia se pusieran el mono de trabajo que no se pusieron al inicio? Que pasó realmente por sus cabezas antes de empezar? Son así de sinvergüenzas los jugadores en general ante una situacion como esa?

El ejemplo definitivo para volver a plantearse que pasa por las neuronas de los susodichos fue hace unos dias en Extremadura. Después de un balance de 7-0 Tijola visitó la pista del colista Mérida. Pues 77-75. Los jugadores de Mérida estaban «cagados» como Rob hoy en Tel Aviv? Creyeron siempre en sus posibilidades a pesar de la visita de los de Antonio Herrera? Como se afronta un partido como éste mentalmente? Curiosamente Tijola ha perdido tres seguidos y a pesar de mantenerse líder ya tiene un balance de 7-3.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *