detalles de plata. Por Trifón Poch

Si te meten once triples contra una zona, no veas la que te va a caer encima, pero si te los anotan jugando defensa individual, no es que no pase nada, pero no es lo mismo. Por otro lado, parece de locos ponerse en zona cuando tu rival se está manteniendo dentro del partido a base de triples, pero no es así. Los lituanos se han sentido muy cómodos lanzando de tres puntos contra nuestra defensa individual, no sólo un acertadísimo Jasaitis, y precisamente una zona les ha cambiado el paso, durante unos minutos del último cuarto ha roto el ritmo de su ataque. Hasta ese momento España, aún defendiendo con intensidad, no ha sabido adaptarse a un equipo más móvil, siempre con cuatro jugadores en la línea de tres puntos, con Lavrinovic, Kleiza e incluso Siskauskas jugando en el 4 y con un clarividente Jasikevicius en las situaciones de bloqueo directo central. España estaba defendiendo duro, pero sin poderse imponer desde atrás por el acierto en los triples lituanos, por la facilidad con que desde posiciones abiertas nos han entrado a los rebotes de ataque y porque no hemos tenido una referencia ofensiva rival en poste bajo sobre la que tejer nuestra tela de araña con constantes situaciones de 2 contra 1 al pivot.

Lituania ha pagado muy caro su «no me importan todas las faltas que estamos haciendo si consigo sacaros del partido». Su defensa contra Yao Ming fué el aviso de todos los pechazos que nuestros interiores han soportado, en especial un Pau Gasol que sólo ha parecido ir fuerte en un mate que ha anotado después de giro hacia la línea de fondo, muy avanzada ya la segunda parte. Javtokas, los gemelos Lavrinovic y Petravicius, no sé lituano pero algo tendrá que ver el nombre, han estado siempre por encima del límite de la falta. Si añadimos a Kaukenas y Siskaukas, el equipo lituano ha parecido salir hoy con un disfraz medio griego-medio argentino que nos ha puesto las cosas muy cuesta arriba. Una vez más, sólo Felipe Reyes ha dado la réplica física necesaria en el juego interior.

A pesar de los problemas que duarnte muchos minutos ha supuesto controlar el rebote en nuestro propio aro, sí hemos cogido los rebotes importantes justo en los momentos en que la zona también les ha hecho daño. Todos han ayudado, también los exteriiores.

¡Qué diferente se ve a Jasikevicius en el entorno de su selección! En la NBA parecía más cerca del papel de «pulpo en un garage» que el de estrella hiperexpresiva que demuestra entre los suyos. ¿Quién se ha librado de una de sus broncas o no ha disfrutado con una de sus asistencias? Siempre es agradable ver a un jugador capaz de sonreir en la pista, capaz de demostrar que está disfrutando en medio de la tensión y de un alto nivel de exigencia.

2 comentarios

  1. Jose Carlos dice:

    Yo creo habria que ver el tema de defensa del bloqueo directo central cuando en lugar de estar el pivot no bloqueador en la zona esta se encontraba, como tu bien dices, abierto en la esquina ya que en gran parte de las continuaciones del bloqueador saltaba la ayuda del jugador en la esquina quedando completamete solo para tirar el triple.

    Al final del partido tambien ha habido situaciones donde han evitado esto pero se ha creado desajustes defensivos.

    No he podido analizar el video con tranquilidad pero si lo tienes por ahi podrias confirmarmelo.

    un saludo

  2. Jose Carlos dice:

    Otra cosa: ojo con eeuu porque tambien juegan con 4 abiertos.

    Una pregunta para ti Trifón, dicen por ahi que aito no saco todas las cartas porque no saco la 1-3-1,uno de los ayudantes de eeuu no estuvo con dan petterson??yo creo que si es asi la 1-3-1 poco podra sorprenderle…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *