ligas de verano usa, III. Por Trifon Poch

ROBIN LOPEZBROOK LOPEZUna curiosidad: varias parejas de gemelos entre los jugadores que hemos podido ver en Orlando. Ronell y Donell Taylor, ambos de la misma universidad, Alabama Birmingham, el primero con Oklahoma y el segundo con New Jersey. Son tan parecidos, sólo varía una letra del nombre, que, en su momento, debieron tener la brillante idea de ir juntos a hacerse los mismos tatuajes en los brazos, para ponerlo más fácil, vaya. Ambos escoltas, «jugones», quizás Ronell con un poco más de calidad. Los que están de enhorabuena son la familia López, y es que los dos hermanos gemelos Brook y Robin han sido elegidos en primera ronda: Brook en el puesto 10 por New Jersey, y Robin en el puesto 15 por Phoenix. Los dos miden 7 pies, o sea 2,13, y apenas se diferencian en un par de kilos y en el peinado de la foto oficial del preDraft. Hemos podido ver a Brook en Orlando y ha demostrado que puede llegar a ser un jugador importante en la liga. Su futuro entrenador estaba entusiasmado dándole instrucciones desde el otro lado del banquillo sentado en las mesas para los scouts. Tiene mano desde el tiro libre, juega muy bien de espaldas en el poste bajo y es sólido, duro, defiende y está en los rebotes en defensa. Lo más curioso del caso es que los dos hermanos Lopez han jugado juntos en la universidad de Stanford, el mismo centro del que hace algunos años salieron también otros gemelos, Jason y Jarron Collins, que también llegaron a jugar en la NBA.
Una sobre el juego: además de las inevitables situaciones de bloqueo directo parece haber una tendencia en todos los equipos a utilizar cada vez más las situaciones de mano a mano entre un pivot abierto casi en tres puntos cerca del extremo del tiro libre y un exterior. Esa situación de mano a mano se enriquece con la posibilidad de ofrecer al exterior la opción de jugar una puerta atrás si su defensor intenta negarle el camino hacia el mano a mano. Normalmente, si no se consigue nada con ese juego se finaliza con una situación de bloqueo directo en la prolongación del tiro libre, ya en los últimos segundos de posesión.
O. J. MAYOLa última, sobre el Draft: en Orlando hemos podido ver a los número 1, 2 y 4 de este año, casi nada !!. Destaca la acumulación de pequeños en los primeros puestos. Y cuando digo pequeños me refiero a que los números 1, 3 y 4 son exteriores. El 1, Derrick Rose, y el 4, Rusell Westbrook, son bases; el 2, Michael Beasley, un pivot que en la NBA deberá evolucionar a la posición de alero, mientras que el 3, O.J. Mayo, es un escolta de 1,96. Pero me refiero también a lo jóvenes que son y a lo poco que han hecho hasta ahora en el baloncesto universitario, donde se supone que han alcanzado méritos suficientes para ocupar los puestos en que han sido seleccionados y pasar a disfrutar de importantes salarios en la NBA. Derrick Rose, tiene 19 años y sólo ha jugado un año en la universidad de Memphis. Michael Beasley, tiene 19 años y sólo ha jugado un año en la universidad de Kansas State. O.J. Mayo, tiene 20 años y sólo ha jugado un año en la universidad de Southern California. Rusell Westbrook tiene 19 años y ha jugado dos años en la universidad de UCLA, aunque el primero fué bastante testimonial promediando 3,4 puntos por partido y saliendo sólo en una ocasión de titular en 34 partidos. La pregunta es: ¿Están realmente preparados estos chicos para lo que se les viene encima tanto en lo deportivo como en lo que se refiere a todos los cambios que van a tener en su estilo de vida? Que tengan suerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *