made in china. Por Trifón Poch

Quizás si nuestro equipo femenino estaba viendo el partido, hubo un momento en que pensaron estar viéndose a sí mismas perdiendo en la primera jornada contra China. No hemos salido a trabajar a tope. Ha habido durante los tres primeros cuartos una gran diferencia entre la intensidad, el ritmo, la concentración y el deseo que han demostrado los dos equipos. China parecía necesitar más esta victoria y tienen buenos jugadores. Sus interiores son muy grandes y complementarios, capaces de jugar cerca y también de tirar de distancia y, como es habitual en los equipos orientales, sus exteriores juegan muy rápido y son grandes tiradores de 3 puntos. Como suele pasar en este tipo de partidos, hemos empezado a mirar más a los árbitros, que, todo sea dicho, han tomado muchas decisiones más que discutibles a favor del anfitrión, que a nuestros propios errores y el arranque del tercer cuarto no ha tenido el efecto regenerador del anterior partido contra Grecia. Más bien al contrario, porque las diferencias se han ampliado, manteniéndose alrededor de los 15 puntos, y además hemos perdido a Jimenez en una desafortunada caida. Menos 14 para empezar el último cuarto y pocas sensaciones de positivismo para afrontar el final.

La chispa que ha hecho explotar el partido ha sido la presión defensiva que Ricky Rubio ha ejercido sobre los bases rivales y ha marcado a sus compañeros el único camino para cambiar las cosas: defender a muerte, arriesgando en cada bote, en cada línea de pase. Y los chinos se han asustado, han dejado de jugar y se han dedicado sólo a salvar el balón. Gran error. 5 balones recuperados de Ricky más todos los que ha tocado y ha recuperado un compañero o han ido fuera de banda han supuesto un poder de intimidación para los exteriores chinos superior al del mejor pivot taponador. Lástima que no ha tenido el premio de anotar el último y valiente  tiro del partido que nos habría evitado jugar la prórroga.

Sensacional el trabajo de Rudy durante todo el partido. Ha salido muy concentrado, anotando un par de triples con marca de la casa y quizá la inevitable rotación de Aito le ha cortado hoy un poco el buen rollo. Decisivo en la prórroga con tres rebotes de ataque casi consecutivos más un balón recuperado, que han dado una dimensión mayor al gran esfuerzo que ha realizado. No sólo sus 21 puntos se han de destacar. Cuesta más ver sus 8 rebotes (4 de ataque) y sus 6 asistencias, que probablemente sean igual o más importantes para el equipo. Extraordinario.

Durante muchos momentos todos han parecido ponerse de acuerdo para dejar jugar a Pau Gasol y a Yao Ming tal y como lo hacen en la NBA, con sus mismas normas, respetando su dimensión de grandes estrellas dejándoles jugar 1 contra 1. Ha habido dos espectaculares acciones consecutivas en la primera parte, en que ambos se han superado y han acabado anotando un mate, primero Yao Ming con un reverso por la línea de fondo y luego Pau, con botes a derechas y un rabioso mate aro pasado con una mano. Es sorprendente como, sin estar brillante en mi opinión, Pau ha acabado anotando 29 puntos, con un sensacional 13 de 16, finalizando a la perfección servicios de sus compañeros exteriores y jugando varias situaciones de 1 contra 1 de mérito. España ha intentado más veces doblar las defensas en el poste bajo contra Yao y la verdad es que lo ha sufrido y ha perdido varios balones que de sus manos han ido a parar a la grada.

En partidos como éste las constantes rotaciones quedan siempre más deslucidas. Hoy ha costado mucho encontrar un cinco que demostrase el equilibrio suficiente para controlar el partido. Interesante trabajo en los minutos finales desde el banquillo español para colocar los jugadores adecuados para cada situación, Ricky por Navarro para defender, Ricky y Calderón juntos para controlar nuestro ataque.

Ganar este tipo de partidos tiene que ser una experiencia positiva en torneos como la Olimpiada. Te sirve para reconocer más fácilmente los errores que te han llevado a sufrir más de lo que pensaban los jugadores antes del partido y refuerza la confianza del equipo tras ser capaces de superar una situación difícil de partido, con un parcial de 14-38 entre el último cuarto y la prórroga.

Un comentario

  1. Paco dice:

    Me ha llamado la atenciòn ver como China o Australia son capaces de jugar con dos pivots de mas de 2,10 juntos en pista, lo que conjugado con exteriores rapidos y agresivos «garantiza» rebote y correr, mi pregunta es si este estilo de juego lo podremos ver en ocasiones en en CB Granada con Curtis y Maric juntos.
    Por cierto si se confirma el fichaje de Aguilar enhorabuena porque ese chaval va para crack, yo le veo haciendose con el puesto de 4 titular. Un saludo y mis felicitaciones por la web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *