Tierra de conquistadores. Por Jordi Puig.

Cáceres ha sido protagonista de un evento sin precedentes; en un fin de semana y en la misma sede se ha decidido mediante tres finales a cuatro diferentes qué  equipos ascienden a la ACB, la LEB oro y la LEB plata acompañando a los que ya se lo habían ganado en la liga regular. Evidentemente ha sido una muy buena oportunidad para ver a muchos jugadores interesantes y comprobar in situ cómo actúan en estos partidos de máxima responsabilidad.
En este artículo os voy a presentar a los jugadores que tenía en mente para seguir detalladamente. No necesariamente son los mejores de la categoría, ni los mejores de su equipo pero sí creo que son jugadores susceptibles de poder jugar en ACB a corto o medio plazo (alguno ya ha jugado en ACB en temporadas anteriores).
Empezaré por un grupo de jugadores muy jóvenes, todos rondando los 210 centímetros, y cuyos derechos pertenecen a equipos ACB y juegan como cedidos. Son los casos de NOREL, CLARK, FAVERANI y PRESTES. No tengo ninguna duda sobre ninguno de ellos; todos tienen la capacidad suficiente no sólo para jugar en ACB sino para ser jugadores de referencia en un futuro no muy lejano. El holandés juega siempre con una gran actitud y concentración, demostró que corre muy bien el campo y que sabe sacar provecho de sus largos brazos. Da la sensación que mejora cada día. Sólo jugó 13 minutos pero tuvo una gran presencia finalizando tras pase de un compañero y tras rebote ofensivo. El británico jugó muy poco (ocho minutos) y tuvo tiempo de enseñar que puede tirar muy bien abierto a cuatro o cinco metros. Debe aprender a ser más duro y contundente y en algunas ocasiones pareció que tiene manos un poco blandas. FAVERANI tampoco dispuso de mucho tiempo en cancha (10 minutos en semifinales e inédito en la final) para demostrar su talento, pero también lo aprovechó al máximo. Debe mejorar su conocimiento táctico para convertirse en un jugador más consistente. Buena mano para tirar desde cualquier posición. Buen salto, especialmente en carrera, que le ayuda en intimidación y rebote. Respecto al otro brasileño de Unicaja, aunque juega en una categoría inferior, demostró muchos detalles interesantes. Es el jugador más pesado de los cuatro y el que juega más interior. A primera vista da la sensación que sus piernas no pueden aguantar su enorme tren superior pero no tiene mala movilidad. Juega bien de espaldas y es capaz de acabar con las dos manos. Cuando recibe ayudas de pequeños pasa bien al hombre libre (incluso al del lado débil). Acabó lesionado y un poco desquiciado pero cuando recibió en posiciones cercanas demostró ser imparable. Puede que su constitución física le haga ser más propenso a lesionarse.
También había expectación por ver como BARBOUR se echaba su equipo a la espalda. En realidad hizo dos faltas rápidas en los dos partidos y esto le condicionó algo su juego. Demostró que es muy directo y difícil de defender en acciones de 1×1. Creo que usa demasiados botes en todas sus acciones, retiene mucho el balón y esto ayuda a la defensa porque lo hace más previsible. No estuvo regular con su mecánica de tiro y aunque su gran amenaza en el 1×1 le permite crearse sus tiros no dio nunca la sensación de ser un tirador consistente. Su gran capacidad atlética hace que sea un jugador a tener muy en cuenta.

Si alguien necesita un tirador para su equipo FRANCIS SÁNCHEZ e ISAAC LÓPEZ demostraron estar preparados en cualquier momento. El tinerfeño condicionó la defensa contraria en los dos partidos con su continua amenaza y castigó todas las ayudas que hizo su defensor. Si es capaz de asumir otro rol y otra manera de jugar puede estar pidiendo una oportunidad. El donostiarra fue también la referencia ofensiva de su equipo en un momento de la final (en la semifinal pasó más desapercibido), enseñando que no le importa en absoluto asumir el protagonismo ofensivo y que es capaz de hacer más cosas además de lanzar de distancia. Ambos deben mejorar defensivamente pero tampoco hay tantos microondas especialistas siempre preparados para decidir un partido y con la condición de seleccionables.
Otro jugador muy interesante es ANDRIUSKEVICIUS. Demostró tener más que superado el desgraciado incidente que le ocurrió al otro lado del Atlántico. Es larguísimo y no hay jugadores de 218 centímetros con esta movilidad y coordinación. Cambió muchos tiros, reboteó con contundencia e incluso se agachó para defender alguna acción con botes de cara a canasta. Tiene buena mano y juega mejor de cara que de espalda.
Quien también creo que ha dado un paso al frente este año es URIZ. El base fue decisivo en los dos partidos, tomó buenas decisiones en los minutos finales y sus penetraciones causaron muchos quebraderos de cabeza a los rivales. Sigue sin tener un tiro consistente pero ha ganado en seguridad. Sin duda es de los mejores bases de la LEB y creo que está listo pera volver a ACB y demostrar todos estos progresos.
Para acabar quiero dedicar unas líneas a un jugador de LEB bronce que me causó una muy grata impresión; VÍCTOR PÉREZ. Demostró ser muy completo, buen tirador y muy capaz de jugar acciones de bote. Creo que puede jugar más arriba de lo que ha venido haciendo.

2 comentarios

  1. César dice:

    Es curioso que tras una temporada en la que, por lo que he podido ver (he visto mucho al Alicante Costa Blanca y esporádicamente a los demás), Norel, Faverani y Clark han disputado muchos minutos, en el momento decisivo de la temporada han visto reducida su presencia en cancha.
    En el caso de Norel, con la llegada de Quintana perdió minutos en beneficio de Andiuskevicius, que con Costa lijaba banquillo a base de bien y que con el cambio de técnico ha demostrado que se le puede sacar jugo. En mi opinión un jugador muy aprovechable (me refiero a Andriuskevicius, aunque creo que Norel está muy maduro para tener 20 años).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *