yo soy titular. Por Trifón Poch

55852522Desde la conexión que tenemos en Teambasket hacia los resultados de la NBA, suelo seguir con mi hijo mayor todas las mañanas a las 7 y media lo que han hecho los jugadores españoles en su último partido. Siempre nos lamentamos de lo poco que puede tirar Marc Gasol o nos maravillamos con las asistencias de Calderón y con los triples de Rudy. Observando en estos tiempos de play-off el equipo de Portland me ha llamado la atención un detalle sobre otro de los europeos que han llegado esta temporada al equipo, el francés Nicolas Batum. Elegido en primera ronda, el número 25, en 2008, ha seguido un camino lleno de citas importantes. Participante en selecciones francesas sub-16, sub-18 y absoluta consiguiendo varias medallas en Europeos, seleccionado para el Nike Hoop Summit, participante en el Reebook Eurocamp de Treviso, MVP en el prestigioso torneo de Manheim, jugador varios años en ProA con Le Mans, con quién llegó a ganar la liga francesa y la Copa.

Alero de 2,01, nacido en el 88, es lo que algunos llaman «smooth player». Calidad técnica, elegante, buen cuerpo sin ser extremadamente rápido o saltador (eso sí, con una envergadura de brazos interminable) todavía necesitado de ganar peso y definición muscular, polivalente, capaz de jugar de cara con botes y de espaldas contra defensores más pequeños. Siempre parece jugar bajo control, sin cometer errores no forzados, buen conocedor del juego.

Batum ha sido titular en 76 de los 79 partidos que ha disputado con los Trailblazers en la liga regular. Sólo tres de sus compañeros han sido titulares en todos los partidos que han jugado: LaMarcus Aldridge en 81, Brandon Roy en 78 y Steve Blake en 69. Batum también ha sido parte del «starting five» en todos los partidos de plaý-off disputados hasta ahora. Sin embargo, el joven jugador francés sólo promedia 18,4 minutos por partido, siendo el octavo jugador de su equipo en promedio. En las eliminatorias por el anillo y manteniendo la titularidad ha bajado a 14,7 minutos y es el noveno jugador, por detrás por ejemplo de Rudy Fernandez, que promedia 20,7 minutos saliendo siempre desde el banquillo.

Hay quién le da una trascendencia extraordinaria al hecho de salir, ser o sentirse titular. Puede que sea algo importante en determinadas circunstancias, pero lo que de verdad tiene valor es, primero: ser útil al equipo en cualquier momento. Segundo: tener la mentalidad necesaria para aportar cosas en el partido jugando 30 o jugando 12 minutos de media. Tercero: hay que trabajar, escuchar, entrenar, tomar decisiones, querer mejorar siempre para estar en pista en los minutos en los que de verdad se decide el partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *